Madrid, la Biblioteca Nacional

Publicado el 24 diciembre 2014
Archivado en Josep | Salir del comentario

Considerada como una de las maravillas de Madrid, la Biblioteca Nacional, que comparte edificio con el Museo Arqueológico, se encuentra en el céntrico Paseo de la Castellana, teniendo su entrada principal en el Paseo de Recoletos. En la Biblioteca se puede acceder tanto a las salas de lectura y consulta como al Museo de la Biblioteca, creado en el mismo edificio con el objetivo de acercarse a la historia de los libros, además de poder comprender mejor la función que lleva a cabo la Biblioteca.

El acceso es gratuito y se puede acceder todos los días de la semana menos los lunes, que está cerrado. En las exposiciones se pueden ver libros antiguos, publicaciones, dibujos, carteles y fotografías de todos los tiempos. Además, permanentemente ofrecen numerosos talleres para realizar con niños, para acercarles tanto a la lectura como a la importancia de los libros y la labor bibliotecaria.

La Biblioteca Nacional, que fue construida por orden de Felipe V en el año 1712, alberga más de 17 millones de documentos, y actualmente cuenta con otra sede en la población de Alcalá de Henares, que se utiliza sobre todo para la reproducción de los documentos que piden los usuarios. Esta última sólo abre de lunes a viernes.

Para acceder a la Biblioteca Nacional como usuario es imprescindible contar con carnet de biblioteca, y todos los libros y documentos solicitados no se pueden sacar de allí, son sólo de consulta, para ellos están las salas habilitadas para consultarlos. Sólo pueden obtener documentos y libros en régimen de préstamos aquellos que sean bibliotecarios o estén estudiando para ello. A la hora de pasar al interior hacen un registro minucioso, y sólo se puede acceder a las salas con una carpeta, folios y a poder ser lapicero y goma, mejor que el boli. Todo lo demás hay que depositarlo en el guardarropa. Para esto son bastante estrictos.

Aunque sólo sea para admirar el edificio por fuera merece la pena acercarse a visitarlo, y si se puede, intentar acceder a él para conocer por lo menos el museo.

Comentarios

No hay mas respuestas