Monasterio de las Descalzas Reales

Publicado el 30 Diciembre 2014
Archivado en Josep | Salir del comentario

En pleno centro histórico de Madrid se sitúa el monasterio de las Descalzas Reales. Se trata de un convento de monjas de clausura fundado en 1559 por Juana de Austria, hermana del rey de España Felipe II.

Es un edificio religioso del siglo XVI que alberga numerosas e importantes obras de arte de afamados artistas como Tiziano, Zurbarán, Juan de Mena…debido a que muchas damas de la realeza y nobleza se recluían en el monasterio. Su fachada contrasta con la extraordinaria decoración que se descubre al entrar en su interior, conserva una gran colección de pinturas, esculturas, tapices y orfebrería religiosa. En la actualidad, una parte del monasterio es museo que se puede visitar.

El edificio se alza en la plaza de las Descalzas, cerca de la Puerta del Sol. Antaño en su lugar hubo un palacio, uno de los primeros que tuvo Madrid. En el siglo XVI el palacio pertenecía al tesorero imperial Alonso Gutiérrez, por lo que en más de una ocasión el emperador Carlos I se alojó allí. De hecho, en él nacieron varios de sus hijos, entre ellos, Juana que más tarde fundaría el monasterio de las Descalzas Reales. Fue en el año 1557, tras enviudar del príncipe de Portugal, cuando lo fundó y vivió allí hasta su muerte. Su sepultura se encuentra en una capilla junto a su escultura orante en mármol blanco. En el claustro se hallan también las tumbas de Alfonso y Gonzalo de Borbón, junto a la del hijo mayor del primero, Francisco de Asís.

En 1558 el Duque de Gandía, envió al monasterio desde el convento de Santa Clara de Gandía una comunidad de monjas clarisas. Eligiendo como abadesa a sor Francisca de Jesús, pariente del duque, que no llegó a habitarlo pues murió en Valladolid antes de concluir las obras de transformación del antiguo palacio en convento. La siguiente abadesa igualmente murió cuando la comunidad todavía habitaba la casa-palacio de Gutiérrez.

En 1559, se celebró una gran fiesta de inauguración del monasterio, a pesar de que la iglesia no estaba todavía construida. Hubo una procesión en la que participó Felipe II y la familia real. Finalmente, en 1564 concluyó la construcción de la iglesia.

El espacio que ocupaba el monasterio era enorme, tenía una gran huerta, la iglesia y las estancias monacales. Posteriormente, se creó una residencia para niñas, una tahona o zona para elaborar pan y una casa de misericordia. Cuenta con espacio para 33 monjas de clausura. En aquella época era costumbre que las mujeres de la realeza y la alta aristocracia ingresaran en los conventos, realizando importantes regalos y donaciones. De hecho, María de Austria (hermana de Juana) ingresó también en el monasterio de las Descalzas reales junto a su hija en el año 1580, tras enviudar de su marido el emperador Maximiliano II de Habsburgo.

Durante la Guerra Civil Española el monasterio fue desalojado de su comunidad de monjas, junto a sus obras de arte. Sobre el monasterio cayeron algunas bombas que produjeron varios desperfectos, por lo que fue restaurado durante esos mismos años realizando algunos cambios. Una vez finalizada la guerra civil, regresaron las monjas al monasterio junto con las obras de arte. En la actualidad, el coro de la Iglesia es la zona donde las monjas rezan, cantan y siguen la misa sin perder su intimidad. En esta parte, destacan los retratos de Juana de Austria y las tumbas de su hermana, la emperatriz María y su hija Margarita.

A finales del siglo XX se construyó en la plaza de las Descalzas un parking subterráneo cuyas obras afectaron al edificio. Con tal motivo, se restauró nuevamente el monasterio y se acondicionaron algunas dependencias para las visitadas turísticas. El proyecto de restauración lo llevó a cabo el Marqués de Lozoya, Consejero de Bellas Artes del Patrimonio Nacional. El claustro o patio de clausura del monasterio de las Descalzas, es conocido por las procesiones que se celebran en él en Semana Santa. Especialmente la del Viernes Santo, cuando sale el Santo Entierro con música de la época de la fundación del convento.

Los miércoles y jueves por la tarde, el acceso al monasterio es gratuito.

Comentarios

No hay mas respuestas