Plaza Santa Ana

Publicado el 28 Diciembre 2014
Archivado en Josep | Salir del comentario

La Plaza Santa Ana es un lugar emblemático situado en pleno centro de Madrid, en el llamado Barrio de las Letras o Huertas. A lo largo de su historia ha sido sometida a numerosas modificaciones de carácter urbano. En su origen, encontraba su ubicación en esta plaza el antiguo convento de las Carmelitas Descalzas Santa Ana, Jose I decidió su demolición tanto del convento como de las casa anexas en 1810, procediendo a ajardinar la zona, posteriormente, en 1880 se derribaron edificios que no dejaban ver el Teatro del Principe, construido en 1745 y que hoy es conocido como Teatro Español, todos estos cambios son la base de la que hoy conocemos como Plaza Santa Ana.

Dos insignes edificios destacan aquí: el Teatro Español y el Edificio Simeón. El Teatro Español era un corral en la época medieval, posteriormente fue conocido como el Corral de la Pacheca y más tarde pasó a denominarse corral del Príncipe para finalmente construirse el Teatro Español en ese mismo solar. El edificio ha sido sometido a numerosas reformas, en gran parte por la cantidad de incendios que se han producido en él. La reforma mayor fue en 1980, pero hubo otras posteriores. Curiosamente y a pesar de todos los percances sufridos, hasta 2006 no se llevó a cabo la adecuación del edificio a la normativa de protección de incendios. El Edificio Simeón data del año 1916 y se construyó con fines comerciales sobre un palacio derruido. Actualmente, el edificio se ha convertido en el lujoso Hotel Sol Melia Reina Victoria en el que destacan grandes miradores de hierro y cristal. La plaza además cuenta con dos estatuas, una dedicada a Calderón de la Barca y otra a Federico Garcia Lorca, grandes exponentes de la literatura española.

Es un lugar de mucho atractivo, en medio de la plaza hay puestos de artesania para curiosear e incluso adquirir algún capricho, cuenta con una zona verde con parque para niños y lo mejor es salir a tapear por sus bares, terrazas y cervecerías escuchando música a veces incluso en directo, o si tenemos suerte, encontrarnos con alguna representación de teatro al aire libre. Es lugar de diversión tanto por el día como por la noche, pues cuenta con un ambiente excepcional a cualquier hora. Señalar, por último, que la zona es casi toda peatonal aunque cuenta con un aparcamiento privado bajo la plaza y buenos accesos por metro o autobús.

Comentarios

No hay mas respuestas