Plaza y casas de la Villa y de Cisneros

Publicado el 1 Enero 2015
Archivado en Josep | Salir del comentario

La Casa de la Villa, la Casa de Cisneros y la Casa y Torre de los Lujanes son los tres edificios principales y más antiguos de la Plaza de la Villa, donde se encuentra todavía una de las sedes del Ayuntamiento de Madrid. Esta plaza es tan antigua como el propio Madrid y su existencia data de la propia Edad Media, cuando en ella se cruzaban el Camino de Guadalajara con el camino del Sur.

Para haceros una idea de cómo es esta pequeña plaza ubiquémonos frente a ella con el Paseo de Bailén a Occidente y la Plaza de Sol a Oriente. Frente a nosotros, en la parte izquierda, veremos una pequeña calle, de las más estrechas de Madrid, llamada del Codo, que girará a la derecha hasta la calle Sacramento y rodea a la Casa y Torre de los Lujanes, un edificio construido en el siglo XV en estilo gótico-mudéjar. Por este edificio hacia abajo encontramos la Calle del Cordón que también nos llevaría a Sacramento. A la derecha, todavía en la Plaza de la Villa, se encuentra la Casa de Cisneros, casa-palacio construida en 1537 para el sobrino del famoso Cardenal Cisneros, Benito Jiménez.

Con un estilo plateresco inicial, en el siglo XX su fachada fue restaurada para adecuarla al estilo de la Casa de la Villa, aunque la fachada que da a la calle del Sacramento, siguiendo la calla del Cordón hacia abajo, corresponde al estilo de construcción inicial: sus ventanas y su terraza superior con una arco de sillería son muy interesantes para los aficionados a la arquitectura. No obstante, en el Palacio, durante los últimos cuatro siglos, han vivido y fallecido personajes tan importantes el Conde de Romanones o Ramón María Narváez.

Dado que el edificio está ahora ocupado por el Ayuntamiento de Madrid, no admite visitas, excepto en contadas ocasiones. Junto a este edificio, a nuestra derecha se encuentra la Casa de la Villa. Separando estos dos edificios, se encuentra un pequeño pasadizo decorado con un pequeño arco y construido en el siglo XX. Este pasadizo es también un pequeño pasillo entre las dos casas. En concreto la Casa de la Villa, fue construida entre 1645-1693 en un solar donde se encontraban las viviendas del Marqués del Valle, Don Juan de Acuña.

Con el diseño del arquitecto Juan Gómez de Mora se llevó a cabo la edificación y en 1693 se inauguró la nueva sede del Ayuntamiento de Madrid, sede que así lo ha sido hasta el año 2007 cuando se decidió trasladar al gobierno de la Villa al antiguo edificio de correos. Su interior posee un diseño clásico donde destaca el Patio de Cristales cubierto con una impresionante vidriera. El salón de Plenos, también cuenta con algunos frescos y decoración del siglo XVII. Visitar la Plaza de la Villa implica conocer, junto con el área del Palacio Real, la ermita de San Isidro, una de las zonas más antiguas de Magerit, como la llamaban los árabes en el siglo X. Además de la plaza, estaríamos en pleno centro de Madrid con la Plaza de Sol, el Barrio de Huertas y otros lugares a unos minutos andando.

Comentarios

No hay mas respuestas